0

Viernes de Feria… y Cayetano…

Publicado por el .

 

Si es que no se puede hablar de otra cosa, si es que la Feria te quita de leer los periódicos, de ver la tele, de llevarte la radio camino del trabajo por las mañanas. Esta semana es como una semana en blanco en tu vida en la que nada más que ves casetas, farolillos hasta en tu propia casa, y no paras de limpiar los zapatos de albero, aunque los últimos dos o tres días de Feria, ya es que ni eso.

La Feria ya ha llegado a su viernes de Feria, al fin de semana, cuando ya es que no se puede ni andar por el recinto. Ahora todos aquellos a los que veamos sentados en una caseta es porque llevan allí desde las 6 de la mañana esperando a que abran, como si fuera la cola para pedir cita para renovar el D.N.I (que me han dicho que empezaban a dar los números a las 4.30 de la madrugada… así llevo yo 3 meses con el carnet caducado…).

Pues sí, las últimas copas de fino, las últimas jarras de rebujito, el último amanecer en la Feria… Porque ver amanecer en la Feria les puedo asegurar que es gloria bendita. Porque es gloria bendita y porque el cuerpo ha aguantao, que si no… Y si no se pueden quedar hasta la hora de los churros, como dice mi madre, que nos quiten lo bailao, que aquí en la Feria bailan hasta los suspiros (qué cursi me ha salido esto último, por Dios…).

Ayer precisamente, y aunque no venga a cuento yo lo digo, se registró en Jerez el récord de llamadas a la centralita de taxis. Con esto de la huelga de los autobuses urbanos, que va para largo, y duran, y duran, se recogieron más de 8000 llamadas a los pobres taxistas que, como me comentaba uno de ellos esta misma mañana camino del trabajo, no dan abasto. Antes podían hacer con más o menos tranquilidad los diferentes servicios, pero ahora la cosa se complica diríamos que por quince o treinta y dos, que al cabo es lo mismo. Así que ya saben si piden un taxi, paciencia, que llegar, llegará, que para eso nuestros taxistas son de lo más profesional que pueda recorrer la península. Lo que no sabemos es cuánto tendrán que esperar.

Ah, y por cierto, un apunte para las féminas: ayer Cayetano Rivera salió por la puerta grande de la plaza de toros de Jerez. Dicen los entendidos que tampoco fue la faena para tanto, pero ahí queda eso.

Mañana, un poquito más…

Y pásense por la caseta de las Viñas, que le he prometido a mi jefe, que es el hermano mayor, que lo reseñaría en el blog.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario