0

Partido de locura en Vallecas

Publicado por el .

 Pedro Ríos fue uno de los mejores jugadores azulinos en Vallecas

Goles, tensión, emoción y, por momentos, buen fútbol fue el que pudimos ver el pasado domingo en el estadio de Vallecas. El empate final 3-3 fue quizás lo más justo que Rayo Vallecano y Xerez pudieron llevarse como premio.

De salida el Xerez sorprendía a los madrileños con un aviso de Calle a pase de Pedro Ríos, muy luchador durante todo el partido. Un poco más tarde la ocasión sería para el propio Perico, que no la desaprovecharía. Minuto catorce, y el Xerez ya por delante, fruto de su gran salida. El Xerez hacía daño y peligro, aunque a partir del gol, el fútbol se embarulló, y el Xerez se limito a perder tiempo.

La segunda parte comenzaba de nuevo con un Xerez más bregador arriba que su rival. Pero lo que son las cosas, en el primer acercamiento con verdadero peligro de los rayistas, Jofre la mandó a la escuadra de Chema. Era el empate de un Rayo que se había animado con el paso de los minutos.

A partir de aquí, entró la locura. La entrada de Pachón sirvió para que el Rayo le diera la vuelta al partido. Un mal despeje de la zaga azulina servía para poner el 2-1 en el marcador. La respuesta del Xerez no se hizo esperar. Apenas dos minutos después, Vicente Moreno enganchaba una volea en la frontal del área, y volvía a colocar las tablas en el luminoso.

El partido ya no lo paraba nadie. Cualquier tiro a puerta era sinónimo de gol. Si no, que se lo pregunten a Pachón. Un tiro del vallecano tapado por varios defensas, significó el tercer gol de los madrileños. La afición no acababa de creérselo. Y menos aún cuando, nada más sacar de centro, el Xerez fabricaba un nuevo tanto del empate, esta vez obra de Bermejo rematando en línea de gol un pase interior de Antoñito.

Los últimos siete minutos sirvieron para tranquilizar el partido. Los dos equipos no querían más leña y, a excepción de dos avisos del Rayo en las postrimerías del partido, el encuentro no dio más de sí. Empate a tres goles en un partido de locos, con fútbol de locura.

Te puede interesar

Escribe un comentario